Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte esto
X
Aprende a limpiar los oídos de tu bebé

Aprende a limpiar los oídos de tu bebé

(2 opiniones)

Los oídos de los bebés son muy delicados porque su canal auditivo es muy corto; por tanto, está más expuesto al polvo, al aire, al agua y al frío.

Lunes, Febrero 1st, 2016

Para evitar los problemas de oídos en tu bebé puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

¡No está sucio, es un escudo!

Quizás su aspecto no le dé buena fama, el cerumen es una sustancia amarilla y un poco blanda. Sin embargo, más allá de cómo se ve, esta cera es muy importante para la protección de los oídos de tu bebé.

 

Dile no a los bastoncillos de algodón

¡No te obsesiones con la limpieza de los oídos de tu bebé! La naturaleza es tan maravillosa que el oído cuenta con un mecanismo natural para la eliminación del cerumen. Los movimientos que el bebé realiza mientras se alimenta expulsan la cera progresivamente.  

Tras un par de semanas después de su nacimiento, un poquito de cera se asomará por los oídos de tu pequeño. Cuando la observes, procede con mucha delicadeza a removerla con un pequeño pedazo de gasa. Limpia por aquí, limpia por allá pero sin algodón ya que éste suelta pequeños pelitos. Tampoco utilices bastoncillos de algodón ya que estos, en realidad, empujan el cerumen hacia el interior del conducto del oído de tu bebé y pueden dañar el tímpano. 

Introducir cualquier objeto para limpiar el oído puede crear un tapón de cera. Recuerda, no debes quitar a tu bebé la cera que tenga dentro del conducto auditivo, sino solo cuando ya esté afuera en su orejita.

 

¡No hay nada como prevenir!

Durante el baño, asegúrate evitar que entren corrientes de aire, con esto evitarás que se resfríe y, que eventualmente, desarrolle una otitis. 

 

La otitis en bebés

La otitis es una de las infecciones más recurrentes en los niños menores de 24 meses. El tipo más común se presenta en el oído medio, cuando éste se inflama causa dolor. Esta afección es provocada por bacterias o virus que entran a través de su garganta, nariz y se alojan en la Trompa de Eustaquio. Si tu bebé está afligido, y la fiebre y el llanto no cesan, estos podrían ser síntomas de otitis. 

Recuerda consultar a tu pediatra de confianza para un correcto diagnóstico y tratamiento.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Preguntas y RespuestasAprende sobre nutrición a tu ritmo
  • Contáctanos y cuéntanos tus consultasContáctanos y comparte tus consultas
  • Aprende con nuestras herramientasPrueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido relacionado
Evaluación de artículos

2 opiniones

Martes, 23 Mayo 2017 - 17:51

Cindy

Exelente información.. yo si me preocupaba x la aparición de cera.. y me daba miedo su limpieza.. pero es un buen dato saberlo​.. gracias

0 de 0 personas encontraron útil esta opinión

Jueves, 21 Julio 2016 - 21:27

Daniel

excelente dato para mi yo me preocupada por la cera de mi bebe

6 de 6 personas encontraron útil esta opinión