Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte esto
X
¿Rosa o azul?

¿Azul o Rosa?

(0 opiniones)

¡Qué emoción ya podré saber su sexo! A partir del cuarto mes, con el segundo ultrasonido, tendré la respuesta a esa pregunta importante: ¿niño o niña? ¿Mantendré el misterio… o mejor no? 

Lunes, Septiembre 14th, 2015

La gran pregunta

Algunos quieren saber el sexo del bebé, mientras que otros esperan la sorpresa para el día clave. ¡La elección es tuya! ¿Ya decidiste qué hacer?

Lotería genética

El sexo se define desde la fecundación. El óvulo fecundado tiene un único cromosoma sexual de tipo X. El espermatozoide masculino aporta un cromosoma sexual de tipo X o Y. Por tanto, es el espermatozoide del padre que determina el sexo del bebé. Si la pareja de cromosomas tiene como resultado XX, será una niña. Si la combinación es XY, será un niño.

Hay algunos mitos entorno a la selección del sexo del bebé mediante la alimentación, siguiendo la dieta de niña o la dieta de niño. Según estas creencias, si los padres ingieren alimentos salados, tienen más posibilidades de tener un niño: es la dieta de niño. Si son aficionados a los productos lácteos, aumenta la probabilidad de engendrar una niña. Además de no existir ninguna prueba científica de su eficacia, este método entraña el riesgo de crear desequilibrios perjudiciales para la salud de la madre y el bebé. ¡Así que no hagas demasiado caso!

Otra teoría dice que, para tener un varón, la fecha de la fecundación y la fecha de la ovulación deben estar lo más próximas posible (máximo dos días) ya que los espermatozoides Y son más rápidos pero mueren antes. Si el coito tiene lugar 4 o 5 días previos a la ovulación, todos los espermatozoides Y están muertos y sólo quedan los X, más lentos pero más resistentes. No cuesta nada probar…

 

¿Conocer el sexo del bebé o no?

En el segundo ultrasonido, el médico les preguntará: "¿Quieren conocer el sexo del bebé?". Por eso es conveniente haber reflexionado antes de tomar la decisión, ¡y que ambos estén de acuerdo! También pueden enterarse el sexo del bebé y mantenerlo privado: será su pequeño gran secreto.

Saber el sexo tiene consecuencias prácticas en la elección del nombre, la decoración del cuarto o el primer ropero del bebé… Si deciden mantener el secreto a la familia, o si solo lo sabe un miembro de la pareja, ¡ten cuidado de no meter la pata!

En caso de que el segundo ultrasonido no permita conocer el sexo del bebé, puedes recurrir a los trucos de la abuela. , que convienen tomar con precaución. Ojo a lo que dicen las abuelas:

 

Es niño si:

- tu pancita es redonda y puntiaguda hacia adelante

- el bebé está colocado abajo

- la línea de gestación (marrón) se detiene por encima del ombligo

- te apetece más lo salado

- si tu vellosidad aumenta (¡mala suerte!).

 

Es niña si:

- tu pancita tiene una forma ovalada y achatada hacia los lados

- el bebé está colocado hacia arriba

- la línea de gestación desciende por debajo del ombligo ampliamente

- tienes antojos dulces

- tu libido aumenta

En cualquier caso, saber el sexo antes del nacimiento puede ayudar a que el embarazo sea algo aún más concreto.  Algunas mamás, y sobre todo papás, lo necesitan. También puede ser importante para preparar mejor al hermanito o hermana mayor ante la llegada de un nuevo miembro.

Por último, consideren que el especialista que realiza el ultrasonido también podría equivocarse. Es poco habitual pero en a veces pasa…

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Preguntas y RespuestasAprende sobre nutrición a tu ritmo
  • Contáctanos y cuéntanos tus consultasContáctanos y comparte tus consultas
  • Aprende con nuestras herramientasPrueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido relacionado
Evaluación de artículos

0 opiniones