Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Comparte esto
X

¡Preparo la llegada del bebé!

(0 opiniones)

Faltan pocas semanas para que el bebé asome su naricita. Su habitación ya casi está lista pero… ¿tienes todo lo necesario?

Martes, Septiembre 15th, 2015

Desde el inicio de tu embarazo, has sentido la tentación irresistible de comprar de todo para que el cuarto de tu pequeño sea perfecto. Ves ropa de bebé y no puedes controlar la emoción de querer ofrecerle el vestuario digno de un príncipe o una princesa.

Has pensado toda la decoración de la habitación del bebé y todo te parece increíblemente hermoso, pero… ¡Cuidado, la factura puede subir como la espuma! Por eso debes tener prudencia y saber elegir de manera inteligente.

¿Cuáles muebles escojo?

Hay mobiliario de habitación de bebé para todos los gustos y presupuestos. Antes de embarcarte en esta aventura, ¡abre los ojos!

La cuna debe cumplir estos requisitos para garantizar la seguridad y el bienestar de tu bebé en sus dulces sueños:

Colchón: busca que sea firme y adaptado al tamaño de la cuna. Si es muy pequeño existe el riesgo de que al bebé se le queden trabados los dedos o un pie.

Cojín antivuelco: asegura la posición correcta del bebé y evita que se dé la vuelta y quede boca abajo.

Almohada: en el primer año es recomendable que tu bebé duerma sin almohada, porque esta podría asfixiarle. Si quieres utilizarla, ésta debe ser plana y con agujeros de ventilación. A partir de los dos años ya puede dormir con almohada, pero mejor que no sea muy grande ni muy blanda. 

Mantita y sábanas de algodón: busca que no sean muy pesadas para no afectar su movilidad. Si hace frío, ponle un pijama de cuerpo entero para evitar que coja un resfriado. Si las noches son calurosas, lo mejor es que las sábanas sean de algodón o lino para que esté más fresquito.

Pinzas: estas sujetan las sábanas para que el bebé no se destape o se enrede entre las sábanas.

Móviles: sus colores llamativos y música relajante lo tranquilizarán y ayudaran a conciliar el sueño.

El famoso cambiador debe llevar la siguiente mención: "conforme a las exigencias de seguridad". Algunos modelos llevan bolsillos laterales muy prácticos que permiten ordenar los accesorios necesarios para el cambio de pañales. Incluso hay modelos plegables que son perfectos para quienes disponen de poco espacio.

Si los muebles son nuevos, instálalos con tiempo de anticipación, porque las colas y los barnices nuevos que se usan hoy en día desprenden sustancias nocivas durante varios días.

Ojo con los muebles de segunda mano. Asegúrate de que sean fuertes y que respondan a las normas en vigor actualmente. Comprueba que sea estable y que la distancia entre los barrotes está comprendida entre los 4,5 y los 6,5 cm y que tiene un mínimo de 60 cm de altura.

Otra opción son los muebles convertibles, que se transforman a medida que el niño crece. La cuna se convierte en cama y el cambiador en cómoda, por ejemplo. Sin duda representan una inversión algo mayor que los muebles clásicos, ¡pero es una inversión a largo plazo!

Acomodar una habitación de bebé hermosa está bien… pero si además está bien pensada y es práctica, ¡mejor aún!

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Preguntas y RespuestasAprende sobre nutrición a tu ritmo
  • Contáctanos y cuéntanos tus consultasContáctanos y comparte tus consultas
  • Aprende con nuestras herramientasPrueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido relacionado
Evaluación de artículos

0 opiniones