Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte esto
X
¿Con quién dejo a mi bebé?

¿Con quién dejo a mi bebé?

(0 opiniones)

Regresar al trabajo está bien, pero encontrar a la persona indicada que cuidará nuestro pequeño tesoro es indispensable. Guardería, o niñera a domicilio: ¿Qué opción es más conveniente? 

Martes, Noviembre 24th, 2015

Muchas mamás mueven cielo y tierra para encontrar un lugar en una guardería o a una niñera de confianza. En esta carrera de obstáculos, buscan los mejores cuidados para su pequeño. Incluso algunas empiezan la búsqueda desde que estás embarazadas, esa anticipación facilita considerablemente las cosas. ¿Qué inquietudes debemos plantearnos? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de las diferentes opciones? Si te cuesta decidirte, te presentamos estos aspectos para que los tomes en cuenta:

Los pros y los contras de cada alternativa

Primero debes ser consciente de que, cualquiera que sea la solución, tendrás que ceder algunas cosas. La opción perfecta no existe: cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La clave es decidir cuál se adapta mejor a tu situación y prioridades.

La guardería

• Pros: es un buen lugar para que tu bebé socialice. Además, es un espacio diseñado específicamente para bebés. Los encargados tienen formación especializada. El costo del servicio es menor que el de la contratación de otros tipos de cuidados.
• Contras: a veces es complicado conseguir espacio y en algunos casos puede estar lejos de casa. Sus horarios son estrictos y hay que adaptarse a ellos. Los niños que van a la guardería suelen enfermarse, porque las enfermedades se transmiten fácilmente. Además, recuerda que muchas guarderías no los reciben cuando están enfermitos.

La niñera a domicilio

• Pros: es la solución más práctica, porque no tienes que trasladarte y la niñera puede adaptarse a tus necesidades. El bebé es el centro sus cuidados porque es el único que está a su cargo. Además, puedes recibir un informe detallado sobre todo lo que ha hecho cada día.
• Contras: debes confiar en la persona elegida al 100 %, porque es posible que no tenga formación ni experiencia en el cuidado de niños. Si se enferma, puedes ser en un inconveniente, ya que dependes de esa persona. Además, cuando el niño crezca, es posible que se aburra un poco. Este servicio es más caro.

El cuidado compartido con otra familia

• Pros: adaptar los horarios a tu conveniencia. El bebé no pierde sus referencias, porque la mitad del tiempo está en casa.
• Contras: es difícil encontrar a una familia que viva cerca, con la que confies, que tenga horarios parecidos a los tuyos y que comparta los mismos valores en materia de educación. En cuanto al costo, es relativamente alto.
 
La guardería por horas

• Pros: es una buena opción para las mamitas que no trabajan fuera de casa. El bebé puede pasar unas horas determinadas y descubrir los encantos socializar con otros bajo la supervisión de personal especializado.
• Contras: hay pocos espacios (reserva con varios meses de antelación) y los horarios son estrictos.

Un familiar

• Pros: confías totalmente en la persona que se quedará con el bebé, lo que te ahorrará estrés. Además, se puede adaptar a tus horarios y necesidades y creará un vínculo muy estrecho con el bebé.
• Contras: la educación del bebé puede ser una fuente de desacuerdos. Además, un bebé requiere mucha energía: ¿sus abuelos la tendrán para ocuparse del bebé durante todo el día?

 

¿Cómo lo vivirá el bebé?

Para tu bebé, que lo cuide otra persona representa un gran cambio. Para aceptarlo bien, explícale las razones del cambio y considera un periodo de adaptación donde se acostumbre poco a poco a su nueva rutina. Acompañándolo primero, luego lo dejas solo unos minutos al principio y, después, cada vez más tiempo.

Esta inmersión progresiva, se lleva a cabo de forma sistemática en las guarderías. Sin embargo, puede ser útil si contratas a una niñera o incluso al dejar al bebé con su abuela. ¡Con el tiempo, el bebé tiene mucho que decir! Si, cuando dejas al niño por la mañana o lo recoges por la tarde, se queja, está enojado o se muestra “apagado”, quizá es una forma de decirte que la opción elegida no le conviene. No dudes en comentar el problema con la responsable de la guardería o con la niñera para ver lo que no acaba de funcionar.

Existen diferentes opciones para cuidar a tu pequeño tesoro. La clave es tómartelo con calma y analizar cada una de las opciones de acuerdo a tus necesidades, presupuesto y conveniencia.

Alicia, mamá de Julia:
"Al principio, tenía miedo de que Julia estuviera más unida a su niñera que a mí, pero mis temores no estaban fundados. Elena (la niñera) es perfecta: dulce, organizada, sonriente... Hemos creado una relación de confianza. Cuando llego a su casa, me pone la niña en los brazos y desaparece rápidamente para dejarnos solas."

 

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Preguntas y RespuestasAprende sobre nutrición a tu ritmo
  • Contáctanos y cuéntanos tus consultasContáctanos y comparte tus consultas
  • Aprende con nuestras herramientasPrueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido relacionado
Evaluación de artículos

0 opiniones